sábado, 24 de octubre de 2009

Pere Bessó




NON NONETA NON


Dorm, infant,
que ton pare n’és al camp
a collir menta florida.
Tomàs Garcés

¡Silencio, oh Luz, silencio! ¡Duerme, mi vida, duerme!
No has menester que Venus sus legiones embosque.
Duerme, no temas nada. ¡Heme a tus pies inerme,
pálido como un pobre niño a mitad de un bosque!
Julio Herrera y Reissig



La noche podría dejar el mantel manchado de tinta invisible y menta para la vuelta a la cena del poema, permitir que las estrellas aflojaran las ramas de cerezos y almendros y experimentaran a nuestra cuenta las estaciones de nuestro sueño con el sueño de los escarabajos peloteros y las luciérnagas.




EL TRÁNSITO DE LA LUZ

¿Aún estás dentro de la luz?
Más allá de la luz, sólo los cuévanos
de luz, oleadas rompientes de luz,
luz penada en la primera materia del cuerpo
que guarda los habitáculos de los nombres
para transgredir las leyes de los sueños
que acechan el definitivo fulgor
en derrama,
la extensión de la piel
surcada por los pájaros de la luz,
como si del cántaro originario
se tractase, la luz desarraigada,
detenida en el canto de las aguas
que busca el pez de luz
para someter el lodo de los labios
i engullir el esqueje iluminado
del deseo que dentro de ti se estanca.





MUJER EN UN OFF HOURS

Habrías de saberlo:
Por mucho que la Carson cante las virtudes
del esposo,
otras ya habían perdido
el limo del bajo Egipto en los entremuslos
o coincidieron con la señora Basho
en el juego de los espejos de la sacerdotisa
de la luna en el lecho solitario
o comiendo castañas y cortaditas
de membrillo en el cuarto de baño
para evitar la sacudida de las noches
marradas en casto maridaje.
No estás precisamente en el sancta sanctorum
de los corazones soltarios,
tú que hasta ahora no habías roto un plato
ni habías dejado de rehacer un puzzle
para la hija que esperabas.
El perfume de tus piernas duerme
y ahí suena la flauta rompediza,
la caña que sana todos los males de la soledad.
Ahí está la seda, la copa de licor estraño
para las bocas de beso generoso.
Ningún reflejo de la impaciencia para las mujeres
sin cita ni horas,
las mujeres de larga madrugada.
La evanescencia dentro o fuera del césped
que nunca saboreaste en el tálamo
sin conturbación ni respuesta.
Cada batalla requiere otro mito.
Sáciate: otra desempolvada Helena.


 gran poeta hermano
no sabia que poemas presentarles  de tantos buenos y agradables poemas
les recomiendo visitar su blog para que conoscan màs de este poeta,
saludos Pere
un detalle, un pequeño reconocimiento a ti
un abrazo.

4 comentarios:

zayi dijo...

EXCELENTE LOS TRES POEMAS... PERO E3 LOS TRES ME HA GUSTADO MUCHO EL SEGUNDO: "EL TRÁNSITO DE LA LUZ"... ES REALMENTE SUBLIME.
BESITOS.

♥ Sussy* dijo...

Hola amigo* wow cuanto talento dificil elegir el mejor* estan hermosos* ... Sabes en mi blog* hay algo que quiero compartir contigo* con todo mi cariňo, UN BESO hasta pronto.

BELMAR dijo...

cada verso:
un espacio
de luz...

Darilea dijo...

Me han gustado mucho los poemas, gracias por la recomendación.
Besitos:-)